Foro Euskaltel

Versión completa: Pierdo conectividad wifi
Actualmente estás viendo una versión simplificada de nuestro contenido. Ver la versión completa con el formato correcto.
as probado desactivando el antivirus porsacaso?
Hola,

Hoy he probado con otro portátil por si acaso y los resultados son similares. No tengo antivirus. Aparentemente está todo en orden.

Lo único que puede ser relevante es que hace un par de meses sufrí una avería y vino un técnico a reparar algo. Me comentó que era una avería que había habido en la zona, cambió algún parámetro. No estoy seguro si a raíz de esa vez es cuando he perdido la velocidad por wifi.
Kaixo iratxo81,

Realiza la prueba con el cablmódem recién reiniciado antes de que otro dispositivo se haya conectado a la red.

Agur bat.
hola,

quería saber si es necesario tener un router con protocolo 802.11N para poderse conectar por wifi a una velocidad superior a 54mbps????
Me he cambiado a 120Mb y tanto por cable como por wifi no me va nada bien la conexión.

Gracias,
Pablo
Por si te sirve de ayuda

EEE 802.11b
La revisión 802.11b del estándar original fue ratificada en 1999 . 802.11b tiene una velocidad máxima
de transmisión de 11 Mbps y utiliza el mismo método de acceso definido en el estándar original CSMA/
CA . El estándar 802.11b funciona en la banda de 2,4 GHz. Debido al espacio ocupado por la
codificación del protocolo CSMA/CA, en la práctica, la velocidad máxima de transmisión con este
estándar es de aproximadamente 5,9 Mbits sobre TCP y 7,1 Mbit/s sobre UDP .

802.11g
En junio de 2003, se ratificó un tercer estándar de modulación: 802.11g, que es la evolución de
802.11b. Este utiliza la banda de 2,4 Ghz (al igual que 802.11b) pero opera a una velocidad teórica
máxima de 54 Mbit/s, que en promedio es de 22,0 Mbit/s de velocidad real de transferencia, similar a
la del estándar 802.11a. Es compatible con el estándar b y utiliza las mismas frecuencias. Buena parte
del proceso de diseño del nuevo estándar lo tomó el hacer compatibles ambos modelos. Sin embargo, en
redes bajo el estándar g la presencia de nodos bajo el estándar b reduce significativamente la
velocidad de transmisión.
Los equipos que trabajan bajo el estándar 802.11g llegaron al mercado muy rápidamente, incluso antes
de su ratificación que fue dada aprox. el 20 de junio del 2003. Esto se debió en parte a que para
construir equipos bajo este nuevo estándar se podían adaptar los ya diseñados para el estándar b.
Actualmente se venden equipos con esta especificación, con potencias de hasta medio vatio, que
permite hacer comunicaciones de hasta 50 km con antenas parabólicas o equipos de radio apropiados.
Existe una variante llamada 802.11g+ capaz de alcanzar los 108Mbps de tasa de transferencia.
Generalmente sólo funciona en equipos del mismo fabricante ya que utiliza protocolos propietarios

Interacción de 802.11g y 802.11b.
802.11g tiene la ventaja de poder coexistir con los estándares 802.11a y 802.11b, esto debido a que
puede operar con las Tecnologías RF DSSS y OFDM. Sin embargo, si se utiliza para implementar
usuarios que trabajen con el estándar 802.11b, el rendimiento de la celda inalámbrica se verá
afectado por ellos, permitiendo solo una velocidad de transmisión de 22 Mbps. Esta degradación se
debe a que los clientes 802.11b no comprenden OFDM.
Suponiendo que se tiene un punto de acceso que trabaja con 802.11g, y actualmente se encuentran
conectados un cliente con 802.11b y otro 802.11g, como el cliente 802.11b no comprende los
mecanismos de envío de OFDM, el cual es utilizados por 802.11g, se presentarán colisiones, lo cual hará
que la información sea reenviada, degradando aún más nuestro ancho de banda.
Suponiendo que el cliente 802.11b no se encuentra conectado actualmente, el Punto de acceso envía
tramas que brindan información acerca del Punto de acceso y la celda inalámbrica. Sin el cliente
802.11b, en las tramas se verían la siguiente información:
NON_ERP present: no
Use Protection: no
ERP (Extended Rate Physical), esto hace referencia a dispositivos que utilizan tasas de transferencia
de datos extendidos, en otras palabras, NON_ERP hace referencia a 802.11b. Si fueran ERP,
soportarían las altas tasas de transferencia que soportan 802.11g.
Cuando un cliente 802.11b se asocia con el AP (Punto de acceso), éste último alerta al resto de la red
acerca de la presencia de un cliente NON_ERP. Cambiando sus tramas de la siguiente forma:
NON_ERP present: yes
Use Protection: yes
Ahora que la celda inalámbrica sabe acerca del cliente 802.11b, la forma en la que se envía la
información dentro de la celda cambia. Ahora cuando un cliente 802.11g quiere enviar una trama, debe
advertir primero al cliente 802.11b enviándole un mensaje RTS (Request to Send) a una velocidad de
802.11b para que el cliente 802.11b pueda comprenderlo. El mensaje RTS es enviado en forma de
unicast. El receptor 802.11b responde con un mensaje CTS (Clear to Send).
Ahora que el canal está libre para enviar, el cliente 802.11g realiza el envío de su información a
velocidades según su estándar. El cliente 802.11b percibe la información enviada por el cliente 802.11g
como ruido.
La intervención de un cliente 802.11b en una red de tipo 802.11g, no se limita solamente a la celda del
Punto de acceso en la que se encuentra conectado, si se encuentra trabajando en un ambiente con
múltiples AP en Roaming, los AP en los que no se encuentra conectado el cliente 802.11b se
transmitirán entre sí tramas con la siguiente información:
NON_ERP present: no
Use Protection: yes
La trama anterior les dice que hay un cliente NON_ERP conectado en uno de los AP, sin embargo, al
tenerse habilitado Roaming, es posible que éste cliente 802.11b se conecte en alguno de ellos en
cualquier momento, por lo cual deben utilizar los mecanismo de seguridad en toda la red inalámbrica,
degradando de esta forma el rendimiento de toda la celda. Es por esto que los clientes deben
conectarse preferentemente utilizando el estándar 802.11g. Wi-Fi (802.11b / g)


802.11n
En enero de 2004, el IEEE anunció la formación de un grupo de trabajo 802.11 (Tgn) para desarrollar
una nueva revisión del estándar 802.11. La velocidad real de transmisión podría llegar a los 300 Mbps
(lo que significa que las velocidades teóricas de transmisión serían aún mayores), y debería ser hasta
10 veces más rápida que una red bajo los estándares 802.11a y 802.11g, y unas 40 veces más rápida
que una red bajo el estándar 802.11b. También se espera que el alcance de operación de las redes sea
mayor con este nuevo estándar gracias a la tecnología MIMO Multiple Input – Multiple Output, que
permite utilizar varios canales a la vez para enviar y recibir datos gracias a la incorporación de varias
antenas (3). Existen también otras propuestas alternativas que podrán ser consideradas. El estándar
ya está redactado, y se viene implantando desde 2008. A principios de 2007 se aprobó el segundo
boceto del estándar. Anteriormente ya había dispositivos adelantados al protocolo y que ofrecían de
forma no oficial este estándar (con la promesa de actualizaciones para cumplir el estándar cuando el
definitivo estuviera implantado). Ha sufrido una serie de retrasos y el último lo lleva hasta noviembre
de 2009. Habiéndose aprobado en enero de 2009 el proyecto 7.0 y que va por buen camino para cumplir
las fechas señaladas. [1] A diferencia de las otras versiones de Wi-Fi, 802.11n puede trabajar en dos
bandas de frecuencias: 2,4 GHz (la que emplean 802.11b y 802.11g) y 5 GHz (la que usa 802.11a).
Gracias a ello, 802.11n es compatible con dispositivos basados en todas las ediciones anteriores de Wi-
Fi. Además, es útil que trabaje en la banda de 5 GHz, ya que está menos congestionada y en 802.11n
permite alcanzar un mayor rendimiento.
El estándar 802.11n fue ratificado por la organización IEEE el 11 de septiembre de 2009 con una
velocidad de 600 Mbps en capa física. [2] [3]
En la actualidad la mayoría de productos son de la especificación b o g , sin embargo ya se ha
ratificado el estándar 802.11n que sube el límite teórico hasta los 600 Mbps. Actualmente ya existen
varios productos que cumplen el estándar N con un máximo de 300 Mbps (80-100 estables).
El estándar 802.11n hace uso simultáneo de ambas bandas, 2,4 Ghz y 5 Ghz . Las redes que trabajan
bajo los estándares 802.11b y 802.11g, tras la reciente ratificación del estándar, se empiezan a
fabricar de forma masiva y es objeto de promociones por parte de los distintos ISP , de forma que la
masificación de la citada tecnología parece estar en camino. Todas las versiones de 802.11xx, aportan
la ventaja de ser compatibles entre sí, de forma que el usuario no necesitará nada más que su
adaptador wifi integrado, para poder conectarse a la red.
Sin duda esta es la principal ventaja que diferencia wifi de otras tecnologías propietarias, como LTE ,
UMTS y Wimax , las tres tecnologías mencionadas, únicamente están accesibles a los usuarios mediante
la suscripción a los servicios de un operador que está autorizado para uso de espectro radioeléctrico,
mediante concesión de ámbito nacional.
La mayor parte de los fabricantes ya incorpora a sus líneas de producción equipos wifi 802.11n, por
este motivo la oferta ADSL, ya suele venir acompañada de wifi 802.11n, como novedad en el mercado
de usuario doméstico.
Se conoce que el futuro estándar sustituto de 802.11n será 802.11ac con tasas de transferencia
superiores a 1 Gb/s. [4]
Gracias.
Más que nada es que el router que tengo ahora Cisco EPC2325 tiene 802.11g hasta 54mbps. Y no podría sacar partido del canuto contratado ahora no???

Saludos
(22-01-2014 05:57 PM)campeva escribió: [ -> ]Por si te sirve de ayuda

EEE 802.11b
La revisión 802.11b del estándar original fue ratificada en 1999 . 802.11b tiene una velocidad máxima
de transmisión de 11 Mbps y utiliza el mismo método de acceso definido en el estándar original CSMA/
CA . El estándar 802.11b funciona en la banda de 2,4 GHz. Debido al espacio ocupado por la
codificación del protocolo CSMA/CA, en la práctica, la velocidad máxima de transmisión con este
estándar es de aproximadamente 5,9 Mbits sobre TCP y 7,1 Mbit/s sobre UDP .

802.11g
En junio de 2003, se ratificó un tercer estándar de modulación: 802.11g, que es la evolución de
802.11b. Este utiliza la banda de 2,4 Ghz (al igual que 802.11b) pero opera a una velocidad teórica
máxima de 54 Mbit/s, que en promedio es de 22,0 Mbit/s de velocidad real de transferencia, similar a
la del estándar 802.11a. Es compatible con el estándar b y utiliza las mismas frecuencias. Buena parte
del proceso de diseño del nuevo estándar lo tomó el hacer compatibles ambos modelos. Sin embargo, en
redes bajo el estándar g la presencia de nodos bajo el estándar b reduce significativamente la
velocidad de transmisión.
Los equipos que trabajan bajo el estándar 802.11g llegaron al mercado muy rápidamente, incluso antes
de su ratificación que fue dada aprox. el 20 de junio del 2003. Esto se debió en parte a que para
construir equipos bajo este nuevo estándar se podían adaptar los ya diseñados para el estándar b.
Actualmente se venden equipos con esta especificación, con potencias de hasta medio vatio, que
permite hacer comunicaciones de hasta 50 km con antenas parabólicas o equipos de radio apropiados.
Existe una variante llamada 802.11g+ capaz de alcanzar los 108Mbps de tasa de transferencia.
Generalmente sólo funciona en equipos del mismo fabricante ya que utiliza protocolos propietarios

Interacción de 802.11g y 802.11b.
802.11g tiene la ventaja de poder coexistir con los estándares 802.11a y 802.11b, esto debido a que
puede operar con las Tecnologías RF DSSS y OFDM. Sin embargo, si se utiliza para implementar
usuarios que trabajen con el estándar 802.11b, el rendimiento de la celda inalámbrica se verá
afectado por ellos, permitiendo solo una velocidad de transmisión de 22 Mbps. Esta degradación se
debe a que los clientes 802.11b no comprenden OFDM.
Suponiendo que se tiene un punto de acceso que trabaja con 802.11g, y actualmente se encuentran
conectados un cliente con 802.11b y otro 802.11g, como el cliente 802.11b no comprende los
mecanismos de envío de OFDM, el cual es utilizados por 802.11g, se presentarán colisiones, lo cual hará
que la información sea reenviada, degradando aún más nuestro ancho de banda.
Suponiendo que el cliente 802.11b no se encuentra conectado actualmente, el Punto de acceso envía
tramas que brindan información acerca del Punto de acceso y la celda inalámbrica. Sin el cliente
802.11b, en las tramas se verían la siguiente información:
NON_ERP present: no
Use Protection: no
ERP (Extended Rate Physical), esto hace referencia a dispositivos que utilizan tasas de transferencia
de datos extendidos, en otras palabras, NON_ERP hace referencia a 802.11b. Si fueran ERP,
soportarían las altas tasas de transferencia que soportan 802.11g.
Cuando un cliente 802.11b se asocia con el AP (Punto de acceso), éste último alerta al resto de la red
acerca de la presencia de un cliente NON_ERP. Cambiando sus tramas de la siguiente forma:
NON_ERP present: yes
Use Protection: yes
Ahora que la celda inalámbrica sabe acerca del cliente 802.11b, la forma en la que se envía la
información dentro de la celda cambia. Ahora cuando un cliente 802.11g quiere enviar una trama, debe
advertir primero al cliente 802.11b enviándole un mensaje RTS (Request to Send) a una velocidad de
802.11b para que el cliente 802.11b pueda comprenderlo. El mensaje RTS es enviado en forma de
unicast. El receptor 802.11b responde con un mensaje CTS (Clear to Send).
Ahora que el canal está libre para enviar, el cliente 802.11g realiza el envío de su información a
velocidades según su estándar. El cliente 802.11b percibe la información enviada por el cliente 802.11g
como ruido.
La intervención de un cliente 802.11b en una red de tipo 802.11g, no se limita solamente a la celda del
Punto de acceso en la que se encuentra conectado, si se encuentra trabajando en un ambiente con
múltiples AP en Roaming, los AP en los que no se encuentra conectado el cliente 802.11b se
transmitirán entre sí tramas con la siguiente información:
NON_ERP present: no
Use Protection: yes
La trama anterior les dice que hay un cliente NON_ERP conectado en uno de los AP, sin embargo, al
tenerse habilitado Roaming, es posible que éste cliente 802.11b se conecte en alguno de ellos en
cualquier momento, por lo cual deben utilizar los mecanismo de seguridad en toda la red inalámbrica,
degradando de esta forma el rendimiento de toda la celda. Es por esto que los clientes deben
conectarse preferentemente utilizando el estándar 802.11g. Wi-Fi (802.11b / g)


802.11n
En enero de 2004, el IEEE anunció la formación de un grupo de trabajo 802.11 (Tgn) para desarrollar
una nueva revisión del estándar 802.11. La velocidad real de transmisión podría llegar a los 300 Mbps
(lo que significa que las velocidades teóricas de transmisión serían aún mayores), y debería ser hasta
10 veces más rápida que una red bajo los estándares 802.11a y 802.11g, y unas 40 veces más rápida
que una red bajo el estándar 802.11b. También se espera que el alcance de operación de las redes sea
mayor con este nuevo estándar gracias a la tecnología MIMO Multiple Input – Multiple Output, que
permite utilizar varios canales a la vez para enviar y recibir datos gracias a la incorporación de varias
antenas (3). Existen también otras propuestas alternativas que podrán ser consideradas. El estándar
ya está redactado, y se viene implantando desde 2008. A principios de 2007 se aprobó el segundo
boceto del estándar. Anteriormente ya había dispositivos adelantados al protocolo y que ofrecían de
forma no oficial este estándar (con la promesa de actualizaciones para cumplir el estándar cuando el
definitivo estuviera implantado). Ha sufrido una serie de retrasos y el último lo lleva hasta noviembre
de 2009. Habiéndose aprobado en enero de 2009 el proyecto 7.0 y que va por buen camino para cumplir
las fechas señaladas. [1] A diferencia de las otras versiones de Wi-Fi, 802.11n puede trabajar en dos
bandas de frecuencias: 2,4 GHz (la que emplean 802.11b y 802.11g) y 5 GHz (la que usa 802.11a).
Gracias a ello, 802.11n es compatible con dispositivos basados en todas las ediciones anteriores de Wi-
Fi. Además, es útil que trabaje en la banda de 5 GHz, ya que está menos congestionada y en 802.11n
permite alcanzar un mayor rendimiento.
El estándar 802.11n fue ratificado por la organización IEEE el 11 de septiembre de 2009 con una
velocidad de 600 Mbps en capa física. [2] [3]
En la actualidad la mayoría de productos son de la especificación b o g , sin embargo ya se ha
ratificado el estándar 802.11n que sube el límite teórico hasta los 600 Mbps. Actualmente ya existen
varios productos que cumplen el estándar N con un máximo de 300 Mbps (80-100 estables).
El estándar 802.11n hace uso simultáneo de ambas bandas, 2,4 Ghz y 5 Ghz . Las redes que trabajan
bajo los estándares 802.11b y 802.11g, tras la reciente ratificación del estándar, se empiezan a
fabricar de forma masiva y es objeto de promociones por parte de los distintos ISP , de forma que la
masificación de la citada tecnología parece estar en camino. Todas las versiones de 802.11xx, aportan
la ventaja de ser compatibles entre sí, de forma que el usuario no necesitará nada más que su
adaptador wifi integrado, para poder conectarse a la red.
Sin duda esta es la principal ventaja que diferencia wifi de otras tecnologías propietarias, como LTE ,
UMTS y Wimax , las tres tecnologías mencionadas, únicamente están accesibles a los usuarios mediante
la suscripción a los servicios de un operador que está autorizado para uso de espectro radioeléctrico,
mediante concesión de ámbito nacional.
La mayor parte de los fabricantes ya incorpora a sus líneas de producción equipos wifi 802.11n, por
este motivo la oferta ADSL, ya suele venir acompañada de wifi 802.11n, como novedad en el mercado
de usuario doméstico.
Se conoce que el futuro estándar sustituto de 802.11n será 802.11ac con tasas de transferencia
superiores a 1 Gb/s. [4]
Kaixo pablovia,

Envíanos tus datos por mensaje privado para que lo revisemos.

PD: Recuerda activar los mensajes privados para que podamos responderte.

Agur bat
Hola

Ya de primeras los puertos Ethernet del Cisco epc2325 son 10/100 mbps y el WiFi creo que es 802.11g hasta 54 mbps. Te tienen que cambiar el router por un Cisco Epc3825, Thomson TCW770 o NETGEAR CG3300CRM. Cualquiera de esos tres tienen puertos gigabit Ethernet y WiFi 802.11 N.
Kaixo pablovia,

Envíanos tus datos por mensaje privado para que lo revisemos ya que siempre que tu cablemódem no admite la velocidad que quieras contratar con nosotros, efectuamos un cambio de equipamiento antes de realizar el cambio.
Agur bat
Hola!!!
Soy titular de un contrato Fibra Optica 10 Megas con euskaltel y llevo tiempo intentando conectarme a Internet a través de la Wifi con una tablet sin conseguirlo. En otras wifis me conecto sin problemas. Igualmente, desde principios de este año, estoy intentando conectar un móvil y tampoco lo consigo. Detecta la red, meto la contraseña correctamente y se quedan en estado "obteniendo dirección IP" hasta que la red queda recordada y se desconecta.
He leído que quizás pueda ser problema de número de IPs y que cambiando la configuración de router a avanzado, lo podría hacer. Sin embargo no encuentro la forma de hacerlo.
Me podeis ayudar?
Gracias.
URLs de referencia